sábado, 14 de marzo de 2009

Cartel 2009


El pasado Miercoles de Ceniza fue presentado en la parroquia de Santa Marina el cartel oficial de la Semana Santa 2009. El cartel tiene como motivo la imagen de nuestro Padre Jesús Caído y es obra de Antonio Luis Cosano.

La Semana Santa de Fernán Núñez

LA SEMANA SANTA EN
FERNÁN NÚÑEZ

En Fernán-Núñez, la Semana Santa se puede decir que comienza con el antiguo Pregón de Pilatos, herencia de las tradiciones inmemoriales de nuestra Semana Santa. En este mismo acto se celebra el Pregón de Semana Santa y el Concierto de la Banda del Círculo Cultural Caliope. entidad musical de renombre en toda Andalucía y que este día ofrece a su pueblo una selección de sus mejores y más recientes marchas procesionales.



El Domingo de Ramos por la mañana, desde la parroquia de Santa Marina la chiquilleria se apodera de la calle con sus turbantes rojos y sus ramas de olivo para acompañar el paso de la Cofradía de Jesús en su entrada en Jerusalén "La Borriquita", cofradía que se ha fusionado hace pocos años con la de Maria Santísima del Rosario.



Ya en la tarde, y con las últimas luces, la gente se dirigen a la calle "Empedrá" para ver salir de la ermita de la Caridad a la Cofradía de Jesús Orando en el Huerto y Maria Santísima de la Paz y Esperanza, cofradía que hunde sus raíces en el siglo XVIII, siendo su última reorganización en 1948. Consta de dos pasos, el primero con un imagen de Jesús en actitud suplicante y el segundo con la imagen de la Virgen. Posee la cofradía un magnifico ángel de tamaño natural que no se procesiona últimamente. Todo el conjunto escultórico es obra del escultor local Juan Polo Velasco. Destaca en esta cofradía el buen hacer de los costaleros, sobre todo en su salida y entrada.










El Lunes Santo desde la parroquia de Santa Marina, sale la joven cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Coronación de Espinas y María Santísima de las Angustias. La cofradía se fundó por jóvenes en 1994. Sus imágenes han sido realizadas por Salvador Madroñal, mientras que el sayón es obra del fernnuñense Alfonso Tejederas.










El Martes Santo saldrá la joven (1992) Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de las Penas y María Santísima de las Lágrimas. Esta Hermandad comenzó realizando un Vía-Crucis por las calles de la localidad. La Virgen de las Lágrimas es obra del sevillano Álvarez Duarte haciendo su primera salida en 1999. El paso del Cristo lo está realizando Aurelio Sanchís.










El Miércoles Santo la Cofradía del Santísimo Cristo del Calvario en su Humildad y María Santísima del Tránsito, nos invita a visitar su atalaya de la ermita del Calvario que preside la campiña. Llama la atención su salida al recortarse entre el campo y el cielo las siluetas de sus santos titulares. Ambas imágenes son tallas anónimas de la primera mitad del siglo XVIII, aunque en la actualidad están muy restauradas. La cofradía aunque data de 1927, debe su actual configuración a la reorganización que tuvo lugar en 1969. El paso del Cristo Expirante es obra de estética clasicista de Andrés Valverde Luján. En su recorrido brotarán las saetas a la Virgen del Tránsito como un rosario basta que ya de madrugada, vuelva a su ermita para presidir nuestros campos.









La mañana del Jueves Santo se abre con el repicar de las campanas de Santa Marina que anuncia que la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído ya está en la calle, con ese prodigioso rostro de dolor que tallara el insigne escultor local Francisco Bonilla Villalba en 1961. Tiene esta procesión un guión de insignias muy completo y artístico. El paso es obra de Guzmán Bejarano y es de estética barroca. Cada caída de Jesús será consolada con las saetas de muchos fernannuñenses que con su voz intentan levantarlo.

A los visitantes les llamará la atención la poderosa voz de los "pediores" vestigio vivo de nuestra ancestral Semana Mayor, y que con su demanda limosna para... contribuyen en buena medida a sufragar los gastos de nuestra procesiones, y que siempre agradecidos por el donativo, grande o pequeño, nos dirán que Jesús o la Virgen nos lo premie.Al caer la tarde, todo un barrio anda revuelto. Son los vecinos de la Veracruz que van a su parroquia a ver salir a su Señora, la Virgen de los Dolores. Negras capas van por la calle Nueva acompañando su dolor, con el único consuelo de la saeta profunda y sentida que le ofrecen sus devotos. La cofradía aparece ya documentada a principios del siglo XIX y su imagen titular es obra de Martínez Cerrillo realizada en 1951. Va sobre un portentoso y barroco paso obra de Andrés Valverde Lujan realizado en 1961 con diseño de su hermano Rafael. En el año 2002 ha salido por primera vez con costaleros. Actualmente se acompaña del Stmo. Cristo del Camino.










Ya en madrugada del Viernes Santo y desde la parroquia de la Veracruz, salen los nazarenos de la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón y la Pobreza, con su negro atuendo y sus antorchas iluminando el caminar de ese Cristo muerto, tan sereno y tan dulce, que parece estar dormido. Esta cofradía ofrece cada ano un recorrido distinto para llegar a todos los lugares de Fernán Núñez y que todos puedan contemplar a su titular, obra anónima del siglo XIX y que fue donada a la parroquia de la Veracruz por el Deán José Blanco Sancha en 1919, constituyéndose la cofradía en 1974.



Al despertar el alba del Viernes Santo, sin haber tenido tiempo para el primer café con suspiros, magdalenas, orejitas o cualquier otro deleite de la famosa repostería de pascua de Fernán-Núñez, vamos corriendo por la calle de La Feria a ver la majestuosa presencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno quebrando la mañana en su salida de Santa Marina que junto con su madre, María Santísima de la Soledad volverá a pasear por nuestro pueblo, y son ya cuatrocientos años acudiendo a la cita. La imágenes son todas obra de Manuel Cerquera así como el paso del Nazareno realizado todo en los años cuarenta. El Viernes Santo hay que vivirlo en la calle acompañando al Nazareno, como esa ingente cantidad de personas que lo acompañan en su estación de penitencia, como esos esforzados costaleros y como esos saeteros que con su cante quiere ser cirineos para aliviar el peso de la cruz.










Justo a medianoche, acompañando las doce campanadas del reloj de la parroquia de Santa Marina, las cruces de los nazarenos de la Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Buena Muerte comienzan su silencioso caminar. Sólo un sordo toque de tambor, un arrastrar de cadenas y el rezo del vía-crucis rompen el callado desfile de estos ejemplares nazarenos del "silencio". Su titular es un impresionante crucificado realizado en 1955 por Francisco Bonilla Villalba y donado al pueblo de Fernán-Núñez, vinculándolo a perpetuidad a esta cofradía. El paso es obra de Andrés Valverde Luján e hijo. Hay que significar los cientos de personas que acompañan al Señor, cirio en mano y plegaria en los labios, iluminando las tinieblas de su muerte en austero y sobrio caminar.











En la tarde del Sábado Santo y desde Santa Marina, aparecen una por una las insignias de cada una de las cofradías de Fernán-Núñez para acompañar al paso del Santo Entierro y Maria Santísima de la Soledad. Esta procesión está organizada por la cofradía de Jesús Nazareno y que tras algunos años de postración, ha recuperado su justo valor e importancia debido sobre todo a los jóvenes que se han incorporado a la cofradía.










Por último en la mañana del Domingo de Resurrección, las campanas, los cohetes y las túnicas blancas de los nazarenos de Jesús Resucitado (fundada en 1980) nos dicen que Cristo ha vencido a la muerte y ha resucitado. Se proclama el misterio divino de la resurrección por todos los rincones de la localidad. donde la imagen de Jesús, obra de Juan Polo Velasco saluda la buena nueva.